sábado, 17 de enero de 2009

ZAPATOS

Por Horacio Verbitsky

El miércoles, Pío Laghi tuvo su funeral solemne en el Duomo de Faenza, la catedral que en 1502 capturó la atención de Leonardo, como documenta su cuaderno de viaje. Allí fue ordenado sacerdote en 1946 y allí fueron depositados sus restos. Elda Casadio también nació en Faenza y emigró a la Argentina. En 1946, cuando su hijo Estanislao Kowal fue secuestrado, recurrió a su paisano, quien le preguntó:

—¿Su hijo no sería comunista?

Ya Madre de Plaza de Mayo, Elda Casadio volvió a acercarse a Laghi luego de una ceremonia religiosa en Faenza.

—Yo ayudé a muchos italianos —se jactó el nuncio.

—Puede ser. Pero por mi hijito no hizo nada.

—No puedo hacer nada, tengo las manos atadas —le dijo Laghi.

Un par de zapatos femeninos amanecieron pegados el miércoles sobre la escalinata del Duomo, y en la vidriera de la vecina librería Moby Dick un cartel rindió homenaje a Estanislao Kowal y los 30.000 desaparecidos en la Argentina.

2 comentarios: